PREDISPOSICIÓN DE LAS UVAS



Daniel Lebrato



PREDISPOSICIÓN DE LAS UVAS
(c) ISBN 978-84-8434-554-1

depósito legal SE-9239-2011


LAS UVAS NUMERADAS
del 1 al 183




01.         LA UVA
          Guía Peñín (por orden alfabético)

Airén, albariño, albillo, bobal,
brancellao, cabernet, cariñena,
cartuja, cayetana, cencibel,
chardonnay, dona blanca, forastera.


Garnacha, godello, graciano, hondarribi,
listán, loureira, macabeo, malbec,
malvar, malvasía, manto negro,
mazuela, mencía, merlot, merseguera.


Monastrell, moscatel, palomino,
pardina, parellada, parraleta,
pedro ximénez, picapoll,
prieto


picudo, rufete, sauvignon,
tempranillo, torrontés, treixadura,
verdejo, viura, xarel·lo y zalema.








02.         EL VINO
      Guía Peñín (por orden alfabético)

De buena añada y de buena cepa.

Crianza y casta. Abocado afrutado
alegre y amplio y aromático
balsámico brillante carnoso.


Complejo completo delicado
denso depurado distinguido
elegante equilibrado exquisito
fino franco fresco frutal.


Generoso joven largo ligero
maduro montante oloroso

redondo reserva robusto rosado
solera sólido o vigoroso.


Con alma con carácter o con nervio.
Dulce o semidulce. Seco o muy seco.







03.         COPA DE CATA

Copa de cata, tu boca.
Vista, olfato, gusto, tacto.




04.  Bajan de agosto los meses y las uvas
y arranca el curso como se arranca
el mosto en la vendimia.
Cargan los hombres.
La variedad blanca o tinta,
como la lucha de clases,
tiene que dar color al vino.





05.  Liturgia de la espera, labor de un tiempo
sin tiempo, boca ceremonial que cata
el paladar de la tierra. Se sirve el mosto.
Brinda el corazón que conoció la madre
y la interior bodega a la salud de quienes
celebran sus uvas septiembres a diciembres.





06.  Por el cambio climático a favor de la tierra
y que climático sea laboral y creativo.
Que no ganen ni el bueno ni el malo, y que el feo
se lleve del tirón a la guapa, ni guapa ni fea.
Que las tapadas se suelten el pelo.
Que haya ropa en los armarios, no reprimidos.
Por una paz sin misiones de paz ni Dios te ama.
Suerte a quien vino en cayuco o en patera.
Piedad con la marquesa que se pondrá de los nervios.
Paciencia al viejo conde que morirá del infarto.
Huelga general en todas las Santa Bárbaras.
Por una ley de Murphy que favorezca a los Simpson.
Por que se junten la pasión con la armonía,
la realidad con el deseo y con las tres cosas
que hay en la vida. Que la vocación
gane la guerra al trabajo y que el trabajo
rompa el maleficio de su etimología.







07.         Teléfono de la esperanza métrica
5, 7 y 11, pulse 1.
4 y 8, pulse 2.




08.         Epitafio:
obras completas.




09.         Ocio y negocio.
Filosofía, milicia,
política y sacerdocio.




10.         La dicha es una
felicidad al alcance.
Y siempre es tarde.




11.         En la plaza,
como en todo;
unos, de los toreros
y otros, del toro.




12.         Con qué sombrajo, qué palo.
Con qué cabeza, qué títere.
Qué dedo, no.
Que todos duelen.




13.         La fórmula de la gente:
la gente menos yo.
Yo solo siempre.




14.         Pudo escribir los versos
más tristes esa noche.
Y los escribió.




15.         Sin entrar en poesía
social, eso no,
hizo un verso con hambre
y otro con tenedor.




16.         Te vas a casar. Me apuesto
que hasta la lista de bodas
te sale tonta.
Tú poetiso, ella poetisa,
tendrás un poetisú
con esa boba.




17.         Harto del anónimo,
un día se puso
seudónimo obtuso.
Después, partidario
de más, heterónimo
y agente literario.




18.         El arte por el arte
se aprende en galerías modernitas,
mejor que en clase.




19.         De las artes, la más bella
es que usted viva del cuento y
que los demás se lo crean.




20.         Que el más tonto hace lápices,
eso era antes,
segundo Mozart,
nuevo Picasso.




21.         Son dos canales,
la prensa y la política,
de libertades
y los quioscos
cabinas sin cortina
ni urna. A ver qué voto.




22.         Las cosas como son:
no ha habido dos Españas
sino una mala idea
y una conspiración que continúa
el orden de la mala
sangre, leche y uva.




23.         A quién le extraña,
Miguel de España,
que ahora te den
por todas partes
estatuas, calles,
plaza en Jaén.
Miguel Hernández,
no sepas nunca,
ríete tú,
ni lo que pasa
ni lo que ocurre.
Perito en lunas.




24.         Después de Finito
de la Calzada,
el cómico que dijo
por qué no te callas.




25.         De borbón y cuenta nueva / vieja
(se tacha lo que parezca),
se arranca por venezuelas
el huésped de la Zarzuela.




26.         Sindicalismo a dos manos,
también llamado
de a Dios rogando:
con la izquierda, a la huelga;
con la derecha, al pacto.




27.         Patrón de altar, patrono
de la patronal, todo
es empezar (a rezar).




28.         Del pastorcillo divino,
tan mono y tan monaguillo,
bien que podemos dudar.
Dudemos, pues. No de que
Rocío o Blanca o Paloma
sean la madre de dios.
Todas lo son.




29.         Dio con la punta
del nabo un buen examen
de cabo a rabo a
cuestiones palpitantes.
De tomo y lomo,
hacerse con refranes
del bestia un homo
sapiens.




30.         Sí que no es poco
amar a dos mujeres
y no estar loco,
canta en su galas
Diego el Cigala.
Con qué soltura
del machismo Machín
se hizo cultura.




31.         Que no se nombra a Dios
en vano, eso lo saben
la cábala y el aleph,
el Gólem, Borges, lo
saben San Pedro y Hessel,
los de indignaos.




32.         Tres orillas me enamoran
del Al-Garbe al Al-Jarafe,
de Triana hasta Al-Magreb.
Tres orillas que hay sembradas
de guardias y de alambradas
desde Sebta a Russadir.
Tres orillas que amanecen
con los hombres como peces
ateridos. Hombres y
Axa y Fátima y Marién.




33.         -De tres culturas, alguna
señalándonos su libro
sagrado y que Dios lo dijo
querrá ser más que ninguna.
-Y, de las tres, habrá dos
equivocadas del dios
se quiera o no verdadero.
-¿Quién les ha dicho que tres
son los colores del cielo?




34.         Agua y aceite,
por su parte y tapadas,
van las mujeres.
Sus mantos negros
nunca se mezclan.
Por la otra cámara,
besando el suelo,
los hombres rezan
la democracia.
Toma pastela,
que es allí como el rollo

de primavera,
los rollos nuestros,
allí pastelas.




35.         Dar pienso al caballo
y al caballero montura:
¿educación o cultura?




36.         La cuarta parte del gasto
militar de un solo día y
se acababa con el hambre en
Etiopía. ¡Íah, íah, oh!




37.         Ética y estética
Sé consecuente. Piensa
como un obrero y vive
mientras puedas como un burgués.




38.         Mendigo a las puertas de la cultura
una ideíta, por caridad.




39.         Cultura tres
Cultura 1: saber. Culta: persona con información y juicio crítico.
Cultura 2: civilización, costumbres, tradiciones.
La cultura (3) usará la cultura (1) para superar la cultura (2).




40.         En la pirámide
de Keops se emplearon 2,3 millones de piedras
de 2,5 toneladas cada una. La mano de obra
no cualificada costó cero sueldos. El escriba ignora
que su señor y él simplemente están: antes de Cristo.




41.         Google Imágenes
pirámide + keops: más de cuatro mil fotos en 0,24 segundos.
La Gran Pirámide es uno de los objetivos turísticos
más fotografiados de este mundo. En digital,
tirar lo mismo significa hacer fotos que eliminarlas.




42.         Cuaderno de actividades.
Relacionar: la cultura con el látigo espinado
en las espaldas de los obreros. Comparar:
sistema esclavista y salarial. Visitar:
Cristo Atado a la Columna. Viajar:
a Egipto en fin de curso.




43.         En un paso de la SS unos judíos matan a un judío.
SS: siglas de Semana Santa y de Schutz-Staffel
(escuadrón de protección).




44.         Cartelera
Pijama a rayas, lista de Schindler: la vida es bella.




LLUVIA DE IDEAS
45.         Se lleva hacer preguntas con respuestas
sencillitas. Viajar para volver.
46.         Se lleva el qué bien vives y es muy fácil
hablar para callar lo que yo digo.
47.         La llave. El piso. El coche. El día que vengan
por fin te acordarás de Bertolt Brecht.
48.         Se lleva confundir los lentos cambios
sociales con la cruz del cristianismo.
49.         Berlín, La Habana, el Che en las camisetas,
pañuelos palestinos y oenegés.
50.         Se llevan el buenismo, el pero, bueno,
tiene que haber de todo. Tú incluido.





51.         Que te redacte, dices, en breve nota
editorial qué fue de mí todos estos años.
Gómez de la Serna lo dijo en greguería:
mi vida, también la tuya, es lo que va
de los primeros sueños a los últimos ronquidos.




52.         Sirenas me hacen guiños a estas alturas.
Confunden los achaques de mi edad
con heridas de guerra. Saben
que odié a los persas. No que fui objetor
menos de los cuchillos de cocina.




53.         No fue bastante que el simposiarca
sirviera el mosto en cráteras felices
ni que Níkon con su cámara tuviese
la noche más inspirada.
A punto del canapé me he dicho
que si no estoy con mi Géminis
la vida social no vale nada.




54.         La guía nos recuerda lo que somos.
Se entiende no tú y yo: las estatuas
y cuadros con más marco que figura
en las galerías de la patria y de un pasado,
ese sí como nosotros, dudoso.




55.         Extranjero en mi patria y extranjero
en las tierras y patrias donde he ido,
no puedo no opinar de lo que veo
ni puedo no mirar por lo que opino,
ni aquí contigo ni allí sin ellos.




56.         Nostalgia, sustancia residual que dejan
las ciudades que quisimos, cara y cruz
del brindis que la traición publica.
Debilidad transitoria, pues no hay crimen
perfecto, sigue siendo un mal trago
y hay que apurar esa copa.




57.         Tienen los amores como los puertos
su propia metalurgia, sus metales
pesados que se hacen palabras, caras,
penas y alegrías de ida y vuelta.
Una querencia de equipaje antes del alba.




58.         Ves pasar los versos, las canciones.
Del hambre, aquellas nanas. De los huérfanos,
Manrique. Lorca, de los toreros muertos.
Vienen y van, pero ninguno
como el que vino en un barco. Escribir
es tatuaje en la piel y un pañuelo en un muelle.




59.         El sentimiento es un taxi que va ocupado.
Lo han cogido la niña y el barquero,
manolito y el lobo, alicias y cenicientas
a su manera o my way: fingiendo que
se me olvidó que lo olvidé,
a mí, que nada se me olvida.




60.         Límite de funciones, la equis
de la poética tiende al silencio
o al cero directamente como el cerebro
de más de uno.




61.         A vuelta de correos,
tu simple endecasílabo devuelvo,
por no decir vomito. No es lo mío
hacer métrica como quien dice
leña de un mal poeta caído.




62.         Me alargó mil rimillas con el ruego
de una ojeada, aunque modestia aparte,
él no es poeta. Menos mal que en algo
estábamos de acuerdo. No le crezcan
ni a mí [quien más me toque] las narices.




63.         Aprendida la técnica,
cogido el pulso a la lírica,
ánimo, solo te falta
algo que decir.




64.         Estuve en tu lectura,
de verdad, emocionante.
Aquel presentador
entre botafumeiro y botarate,
tu club de fans, tu musa fina
como ella sola y, por supuesto, tu madre.




65.         En sus coros y danzas cierra los ojos
con la misma emoción
que la patronal cierra fábricas
y lee muy bajito porque la lírica
a voces le recuerda a los cantares de gesta.




66.         Exquisito en su léxico: mas por peros,
emperos, ignotos, cual o tal por comos.
Mas tal un dios, ya no, que ese es Cernuda,
le han dicho en el taller de la escritura.




67.         Cortado por obras, se encierra en su cuarto.
Perdonen las molestias, educado.
Soberbio, trabajamos para usted.




68.         Amor y muerte en líneas de bajo coste
que llamarás poema. Endecasílabos,
cualquier libro de texto, y algo aprendes.
Las bases, internet, dándole a premio.




69.         Horizontes lejanos, atardeceres de oro,
retales del otoño entre las hojas
amarillas. Si tienes boli y algo
donde escribir, la misma servilleta
del bar, te valen
para hacer el poema y el idiota.




70.         En su declaración
de amor, que no de hacienda,
le hizo saber que la quería
cúbito a tibia, radio a peroné.
De anatomía patológica.




71.         Todos los días son San Valentín.
Después coja un nenúfar que dialogue
de sus cosas (lo natural está de moda)
con el primer colibrí que ande de paso.
Si viera que el amor se pone en serio,
donde ponga la flor ponga el florero.




72.         Sus carros de combate en esta vida,
el de la compra y el de los biberones.
Gusto da verlo por esas avenidas.
Un iceberg contra el Titánic.




73.         Se aplica con la plica y no se explica
que haya quién más aplicado que él,
que hasta la lista de la compra hace
con planteamiento, nudo y desenlace.




74.         Entre la incubadora y la basura,
sus partos prematuros (ni siquiera
paridas) habrá que darlos a quien,
cosa de Dios, los bautice y confirme
como versos.




75.         Se puso a cavilar y le dio un toque
original a lo que
lo llevaría al cénit.
Pastillas de avecrem al ave fénix.




76.         Dijo que le dijo que iba a venir
vestida de inocencia y que se iría
vistiendo y desnudando
fastuosa de tesoros. Y que él,
faltaba más, también le sonreiría.
Mayores 18.




77.         Lo que sé de su sentido
de la oportunidad no es mucha cosa.
Me dicen que llega siempre,
se ponga lo que se ponga,
como con mangas verdes.




78.         La fusta de castigo, el mal inglés, no le fatiga.
Y le encanta que le den con la vara de nardos
mirando a Gibraltar como quien dice
mirando pa Algeciras.




79.         Andaba el santo día deshojando perchas
entre salir del armario y guardar la ropa.




80.         Por huir del tempus fugit de las canas
dio en el carpe diem de las cuchillas
de afeitar. Beatus ille.
Ciertamente, por él
no pasaban los años.




81.         BÍO-POESÍA
Nos aburría, a partes iguales,
con la bío, con la biblio
y con la bíoblio-
grafía de sus obras.
Con la edad añade sus biopsias
ilustradas, comentadas y completas.




82.         LIBRO DE LAS HORAS
Manuscritas, inéditas, éditas,
primeras, facsímiles, traducidas,
críticas, anotadas, póstumas,
de antología, escogidas y completas.
Venales o no venales, al ángelus,
jóvenes promesas que emborronáis,
rezad por ellas.




83.         EN EL CONVENTO
al toque de inéditas
la comunidad manuscrita
abría ilusionada sus facsímiles
para llegar a primeras.




84.         BIBLIOGRAFÍA
Manual a mano. El ucraniano aniano.
Cartas a una revista pornográfica viuda.
Elecciones generales, todo a cien
(antes del euro, se supone) y la edición
definitiva de El ano de las luces.





85.         Que es lo menos malo,
dices de la democracia mientras clavas
en mi argumento tu argumento azul.
Que es lo menos malo.
Lo menos malo eres tú.




86.         Por valores carismáticos
que defendéis los pragmáticos
como tú, Equisí
se subió hasta el ático,
caló sus prismáticos
y cogió su fusil.




87.         A sostener la empresa con matices
de izquierdas o derechas, poca cosa,
entre el país y el mundo lo han llamado
libertad de emprensa.




88.         Libertad es estudiar medicina
en La Habana y abrir luego
la consulta en Miami.
De Cuba a cubalibre, chaval.




89.         Diría Juan de Mairena a sus discípulos:
se llama libertad de prensa a hacer negocio
de noticias y editoriales y a que el resto
acuda a su quiosco a recoger
las instrucciones para hoy.




90.         Libertad de enseñanza o concertada
es que maristas, jesuitas, escolapios
y cristorreyes nos devuelvan
auxiliadoras o concepcionistas,
salesianas, hijas de maría, esclavas
o adoratrices de la sagrada familia.




91.         afonismo. Pensamiento
que se quedó sin habla. Como Alberti,
yo era un tonto y soy dos tontos, y a los dos
tengo en la inopia: país sin opinión.




92.         El índice de pijos por santo y por caballo,
el cura que predica, la caseta, el alarde,
semana santa, feria o rito antropológico.
Ni apolíneo ni dionisíaco, ni apo-
calíptico ni integrado quisiste ser.
No pudo ser.




93.         La violencia en la grada es a los colores
de tu equipo lo que la iglesia
de Roma es al buen dios.
De Pablo a los Corintios y de ti para mí:
no se divide el verdadero amor.




94.         Primero dijo que para hablar de política
había que pringarse, y hoy nos dicen
los telediarios que se pringó.




95.         Para ser buen progresista, no progre
trasnochado, programe Luther King
con Gandhi y con Mandela. Ponga un Che
Guevara de estampita, un Arafat
pañuelo al cuello. Y lo que hay
según se entra en librerías.
Un Bucay con Paulo Coehlo.






96.         Si ganaran los otros, los otros
harían lo mismo que los mismos
que creen que jamás ganarán
ni aunque ganen los míos.




97.         Igual que ZP fue presidente,
así hubo un papa B-16.
Y en el país del 20-N
hubo un dieciocho jota.
Memoria y siglas: más memoria.




98.         La transición española se calla
como dicen que callan las putas
que la diferencia entre golpe de estado
y guerra civil está en la resistencia
que pone el bando que aún no sabe
(y por eso se defiende como puede)
que será vencido.




99.         En contra de la violencia venga de donde
venga, condenáis por igual al uno y otro
bando, y excesos cometidos -os gusta
repetir- por ambas partes como si fuera
el juicio de la historia el de las dos

madres del juicio de Salomón.
Se os está viendo la falsa.




100.     Neutralidad informativa
es salir por la tele la república
y que aumente la monarquía.



101.     Dejaron el país para el arrastre
y ahora cuelgan en Youtube
la repetición de las mejores jugadas.




102.     Entre gran recesión o fin de una época,
coincidimos con el Gobierno:
crisis. De la crisis,
mi amor, se sale.




103.     Cuanto más te dicen cariño o corazón,
más puñales te clavan, y por la espalda,
bonitas, guapos, chulas. Si es que lo suyo
no está en mi mano, hijito, o son diez mil.
Me voy de casa, cari, o mira, guapa,
que no es tampoco para ponerse así.




104.     La corte de los desahucios se compone
de agente judicial o policía
con mandamiento, cerrajero, agentes
del banco y de la nueva propiedad.
–Muy buenas, ¿está la señora?
Es solo un momentito, aquí venimos,
con su permiso, a desahuciar.




105.     Y luego si les preguntan (y a veces
la pregunta es en directo y por la tele)
la corte de los desahucios no hace más que
cumplir con su trabajo, caballero,
no empuje, que uno es un profesional.




106.     Que el dinero, como el amor, es ciego
se ve en quien invierte en sociedades
anónimas bonos convertibles en todo
menos patria, igualdad o justicia social,
palabras que habrán quedado como mucho
para vestir manteles. Como el amor,
se ve que ve lo que nadie ve.




107.     El maleficio del trabajo:
sabe quien lo pide que está pidiendo
que le vayan dando
su propia explotación.
Pero de qué le sirve.




108.     La crisis que la paguen los capitalistas,
decía la pancarta contra el paro,
y es lógico, si es suya, la han comprado.




109.     No hay pobres, sino quien no se conforma.
No hay ricos, sino quien menos necesitaba.
Y luego incontinente
metió tarjeta, tecleó las claves,
pidió su saldo, fuese y no hubo nada.




110.     Ese dios tuyo de privación y sacrificios
o es un inútil que no se entera
de cómo está la vida, de sacrificada,
o estás a plan o es que te va la marcha.




111.     –Te amo, hermano (encima, va y me llama
hermano). Yo te amo. –Qué pesado.
Le daba igual. Tenía otra mejilla y
la otra era más máscara y más cara
del bobo que perdona a su enemigo.
Pues, nada, Danielito, que él te ama.




112.     El Libro o es palabra de Dios o son casos
que hay que adaptar a los tiempos
que no corren, vuelan, si Dios quiere.
Y si falla el paracaídas:
Vaya por Dios, que Dios lo quiso.




113.     La trinidad tiene un pase.
La resurrección de los muertos.
Pero a tu imagen y semejanza.




114.     Por amor a la creación duda uno
de los derechos del autor que hizo
en seis días, seis (alegoría del tiempo
que va pasando en un periquete),
tanta miseria.
Menos mal que al séptimo lo dejó.




115.     Sabias, las rimas en -arca con monarca
y sabio, el andaluz: Noé / Sí é
el que faltaba. Era un día
de lluvia y sin mercado. Aquí, que traigo
a unos amigos a cenar.
–Un inútil, ya le digo.




116.     Después de hacerse zarza y cólera del rayo,
a la manera de Zeus y de otros dioses
paganos, fue como Herodes y faraones
del ojo por ojo o de cree el ladrón
y mandó matar a los primogénitos
por no hacer mudanza en su costumbre.




117.     Guzmán el Bueno, caballero cristiano,
aprendió en la Biblia de Abraham
que el honor es patrimonio del alma
y los hijos, hijo mío, los hijos
sois patrimonio de Dios.




118.     Cuando iba aprobando humanidades,
le salió el látigo que llevaba dentro.
Nada grave, si no fuera
porque pasó en el templo y fue portada
a toda plana en El Evangelista.
Para McLuhan, Marshall.




119.     Diapositivas. Mt 21, Mc 11, Lc 19, Jn 2.
En aquella carga contra los mercaderes
en el templo ya ven ustedes cómo él fue
el primer y más grande anticapitalista
y anti sistema de la historia. Marxismo,
para qué. La Biblia en pasta, colegas.




120.     Gracias al sermón de la montaña,
hoy sabemos quiénes serán los últimos,
los últimos; los pobres, pobres;
los ricos, ricos; y así. Pedazo mitin.




121.     Se Busca. Varón, raza blanca, barba,
ojos azules, pelo largo, bien plantado,
un corazón en el pecho y el aire
del gilipollas que todavía
nos hace Superllorar.




122.     Te vieron de peregrino.
Cultural, claro está. Claro está:
no era tu papa aquel Papa
ni aquella nunca tu Santa Inquisición.




123.     Con Dios me acuesto y en vos confío.
De toda confianza, supongo,
los dioses que se acuestan con los dioses míos.




124.     Al César lo que es del César y a Dios
lo que es de Dios, decía el pobrecito
hablador incapaz de imaginarse
un mundo sin ninguno de los dos.




125.     Me acusas de sectario y me comparas
con el discurso contra los cristianos.
Pobre Celso. Todavía,
si hubiera conocido el papa móvil
o la teología de la liberación.




126.     No levanté la mano en la asamblea
ni al circo fui con mi pulgar hacia bajo.
Es cuestión de siglos y de turnos de cata.
Yo he probado tu vino. Tú nunca el mío.




127.     Si la fe es creer en lo que no veo,
por qué te dejas ver las cinco veces
al día rezando. Como si rezas cien.
Hijo de carpintero, vuélvete a Nazareth
y haz tu vida privada.




128.     Que no mande el sistema en las agencias
ni las agencias sobre los mercados,
los mercados sobre la economía,
la economía sobre la política
ni la política en la democracia.
Bases: sin cambiar el sistema.
Jugadores: todos los públicos.
Dificultad: media baja.




129.     Que las ideas no dan la felicidad,
se ve en tu cara y en la mía. Más quisiera
tener esa piel (cutis) sin arrugas
ni ojeras, sin esta porosidad
o cáscara amarga que se me pone
cada vez que pienso lo que no piensan
cabezas huecas como la tuya.




130.     Me cuentan que Bética y Tarraconense
se agitan contra el sacrificio de los toros.
Estará contento el césar. Mientras
patricios y ganaderos dirimen sus cuestiones,
sigue el mercado de esclavos y en el circo
máximo no faltan gladiadores.




131.     Toda su vida dando conferencias
contra el capital, la iglesia y el estado.
Fue un gran tipo y grande su club de fans
abarrotando los salones perfumados
lejos de los horrores del marxismo leninismo.




132.     Verás. Es mucho más fácil
adorar a un conferenciante occidental
culto y de lujo sistemáticamente
definido como anti sistema,
que hacer de un burdo y paleto labrador
ministro de agricultura de la revolución.




133.     Yo con tu herencia y las fincas
que te dejaron padre y madre
seguramente tendría como tú
esa sonrisa encantadora y para
cuidar mi jardín yo también
votaría verde o grinpís.




134.     De chicos porque son chicos, de mayores
porque son mayores para empezarse a educar.
Arranca el llanto de las criaturas
y es imposible callarlas. La plaza.
Prolongación de una infancia en otra infancia.




135.     Teocentrismo es poner hombre o mujer,
niña o niño en el centro del universo
y alrededor un coro de planetas y satélites
figurantes. Si no hay cobertura
solar, ponga pastores.




136.     Oración contra el tuteo en las aulas:
Padre nuestro que está usted en los cielos,
el pan nuestro de cada día dénosle hoy.
Morituri le salutant,
atentamente. Amén.




137.     Amen dico vobis quia unus vestrum,
decasílabo trocaico, me traditurus est,
heptasílabo yámbico que significa
que alguien la va a joder.
Por esas cenas,
se hizo refrán de sepulturas llenas
que avisan que por la noche,
un yogurcito y poco más.




138.     Sánders es a Sócrates
lo que es como yo digo a sé tú mismo
o a solo sé que no sé nada. Piensos
compuestos para la cabaña.




139.     Conócete a ti mismo, ama al prójimo
como a ti mismo te amas, en fin,
practique y no decaiga.
Han dicho que funciona.
Nosotros no podemos garantizarle nada.




140.     Cuando el río suena, si te picas, si callas:
agua lleva, ajos comes, otorgas.
Madrugues o no, te ayude o no amanezca
más temprano, si te toca
la sabiduría popular, es como
si a un gordo, el gordo de navidad.




141.     La criatura al final la bautizaron.
Quién iba a darse cuenta de nada.




142.     Alguien tiene que hacerlo,
dijo el humanista contemplando
cómo se baja a la mina,
cómo se sube al andamio,
tan callando.




143.     La caridad según San Mateo, 6, 3,
consiste en que la izquierda no sepa
lo que hace la derecha. Se dice
de las manos, de los chalecos traje
de caballero y de la corrupción.




144.     Los muebles dejan huellas indelebles.
Al muchacho se le nota el sofá
y a la vieja su vieja camilla.
A los de la secreta los delatan
las horas de servicio por delante,
la silla de confiesa o te sacudo.




145.     Las llaman bombas anti persona,
como si hubiera humanitarias.
Ya dijo Groucho
Marx que no esperásemos mucho
de la inteligencia militar.




146.     Inteligencia militar y ministerios de defensa
se citan en los manuales de retórica
como ejemplos de antítesis o paradojas.
Ver también *El grito de Munch
y el de la *joven senadora.




147.     Para firmar la paz se necesitan
palomas y laureles en todos los colegios
y un buen conflicto armado. Onu, Otan
contra el terrorismo es lo que más se lleva.
El armamento se compra o se fabrica,
según mercado. En sede diplomática
se copia y pega un armisticio (petróleo aparte).
Traducción simultánea. Estilográficas. Cámaras.
Sírvase con Nóbel o Príncipe de Asturias.




148.     Si vis pacem, dijo el filósofo
que patentó al estadista
que patentó al fabricante
que patentó Parabellum
19 milímetros.




149.     A diferencia del de la guarda,
que se organiza el ángel como puede,
guardias civiles de tráfico y policías
se manifiestan en pareja: no les roben
-mujer, si fueran solos- la moto
mientras combaten el robo.




150.     Con la edad, las guerras se adelgazan:
de cien, de treinta, de siete años, y así
hasta la guerra de los seis días.
Las que se alargan son las guerras médicas
y las interminables cruzadas.




151.     Hay quien reúne, como si fueran cromos,
defectos de los demás nunca importantes
pero molestos como los mosquitos,
no para corregirlos; para decirles luego
pues anda que tú y mira quién habla.
Frecuente en discusiones clase media.




152.     Es normal que la duquesa se resista
a compartir sus joyas y sus olivos
con criadas y jornaleros.
C
on esa pinta, no van a saber lucirlas.
Con esa letra, cómo van a llevar las cuentas
.




153.     De André Guide, el inmoralista:
No busco en los demás mis virtudes.
Ya es mucho si encontrara mis vicios.
Dicho en Patronio:
no critiquen nobles
defectos de los pobres.




154.     Si el tercer mundo levantara la cabeza
contra la tiranía, qué cornadas
no ha de dar en materia de derechos
humanos, si lo aprendió del primero.




155.     El sistema se encarga de ponernos
de acuerdo: aquello es una dictadura
y nosotros vivimos en un país libre.
Y eso que los esclavos
lo que más odian es la libertad.




156.     El socialismo en aquel país
no había hecho más que repartir la miseria,
decíais a coro siguiendo el libro de campaña
como si aquí, puestos a repartir,
se repartiera otra cosa.




157.     Pensamiento balanza es el que saca
el
máximo común divisor de dos o más
ideas de carga supuestamente negativa
para al fin justificarlas todas.
Entre la paja y la viga, las tapadas
islámicas en el fiel de su balanza
son nuestras monjas.




158.     Entre el tapado de mercadillo
y el tapadismo de luxe,
un día que fue por seña
de identidad o por ir cómodas,
aquí nos tapamos todas.




159.     El primer pecé fue el partido comunista.
El segundo, esta máquina en la que escribo.
Veremos cuando internautas
del mundo, ¡uníos!




160.     Con permiso del buitre y del lince ibérico,
quiso hacer del hombre primera especie
protegida de la humanidad y prohibirle
en su hábitat la guerra, el hambre, el frío.
Cuando lo encerraron iba diciendo
no se sabe qué de cuando ganen los míos.




161.     Cambiar bondad profesional
o amateur (que hay mucho aficionado)
por justicia universal. Oenegés,
cáritas, manos unidas y untadas
votaron en contra. Qué sería
de los negritos sin la bolsa de caridad.




162.     Que las palabras las carga el diablo
lo sabe el inventor de palabras
como utopía. No anda descaminado
que del arreglo del mundo diga el diccionario:
de utopós, fuera de lugar.




163.     La utopía es circunstancia
de lugar, que es espacio y es tiempo
y no persona, voluntario de base
que a base de intenciones vase
de vacaciones de vocaciones
a predicar por las bases.




164.     Que el hombre es lobo para el hombre
lo dijo un inglés y se quedó tan fresco.
Confianza en el hombre nunca la tengas
cantó Camarón, y en la explotación
del hombre por el hombre va a resultar
que el hombre éramos tu y yo.




165.     Mientras cocino, friego, lavo y plancho,
mi cooperante vuelca sobre la mesa
con el pan y el periódico las novedades
de nuestro bravo ejército y las hazañas
del último machote con la mujer
también llamada parienta o pareja
sentimental.




166.     Se han separado ya del todo. Enhora-
buena por la mitosis a ese equipo
médico y jurídico que ha conseguido
de una naranja podrida dos medias
naranjas. Para volver a empezar.




167.     El progreso, como el mito de la caverna
o como el santo rosario, tiene sus misterios,
gozosos unos y otros francamente dolorosos,
proclamas de las masas y de sus dirigentes
según Platón y Ortega y Gasset. Ya sois tres.




168.     Tantos nombres dieron al tenderete
que le quitaron el suyo. Libro de estilo:
cultura, civilización, mundo en que vivimos.
Menos nombrar a Dios.




169.     Que si crisis de valores, que si exceso
de ambición, que si estábamos viviendo
por encima de nuestras posibilidades
ponía en los periódicos con que se abrigaban
del frío (o la hipodermia) en el Estrecho.




170.     Aunque para Schopenhauer era el ideal
que se sostiene a sí mismo, moderna-
mente el pensamiento único consiste
en no llevar la contraria. La gente
lo suele confundir (siguiendo ahora
a Marcuse sin merecerlo)
con lo que diga el jefe o digan todos.
Se vende en muletillas familiares.




171.     Empiezan por querer comer igual
que come el hombre blanco sus tres veces
al día todos los días del año.
En los contenedores tres tenedores
si es que comen sin tenedor.




172.     Ya no hay clase obrera, dices
leyendo a Dickens.
Vaya por Dios.
Ahora que te apuntabas
a la revolución.




173.     Tuvo en su mano y no la quiso
la solución de este mundo. Soñó el país
de las maravillas que no hacen falta
jamás ni para qué ni para quién.
Mi reino es de este mundo. No sé el tuyo.




174.     A mitad del camino no sabía
si revolver infancia y juventud
buscando a aquel que fue, aunque se rían,
estás hecho un pincel, o si ponerle
las cosas facilitas al forense.




175.     La vida lo libró de muchos males
de los de antes de nacer.
Espinas bífidas, labios leporinos.
Le dio, sin ir más lejos,
dos hijos sanos y una cama
para morir de viejo.




176.     Entre los hombres y sus entrañas,
entre la paz y su guerra, yace aquí.
Tuvo ideas. Ninguna
para hacerlo feliz.




177.     Tarde aprendió (murió joven
y lo había leído en Quevedo)
que no cura quien muda
de médico, querido Corcia,
sino de vida y de costumbres.




178.     Vine a tu entierro porque no me lo podía
creer y después por ver
qué han puesto en tu corona
tu mujer y tus hijos.










179.     MANUAL DE COMPOSTURAS

De córpore insepulto,
no quieras más saber. No abras el ojo,
se asustan las criaturas.
Controla tus esfínteres.
Barba, cabello y uñas crecen. Poco.
Si vieras que es verdad,
y no leyenda, el polvo enamorado,
disfrútalo, disfrútalo.
Tampoco es plan que vuelvas
‑nosotros te creemos‑ a contarlo.










180.     ALGUNOS DÍAS
Algunos días son como si nada
saliera por la tele, si no hubiera
noticias de este mundo ni del otro,
misiles, salvapatrias, religión.
Algunos días, pocos, que parece
que solo sufre el malo en las películas,
la ciega de la esquina tiene el gordo y
por una vez la poli la razón.
Te gusta el curre y tu paga de mierda,
dejas propina, compras la farola.
Son días que te quitan la cerveza,
lo ilegal, lo inmoral, lo que te engorda,
y tan tranquilo, tío, ni te quejas.
Tan mal estabas. Otros creen en Dios.











181.     CAMPANADAS

Si no hay uvas, almendras o aceitunas
deshuesadas con lo mejor que tengas
en tu bodega, frigo y microondas
‑que no esté caducado, ya se entiende‑
y un cubierto de más, nunca se sabe.
Aparte, en sitio cerca, radio, tele
o torre de una iglesia que dé en punto
las doce en el reloj, hora española.
Fetiches o masocas, valen fotos
de quien eches de menos o el mechero
del último cigarro. ¿Dan? ¡Dan! Dan.
Ni príncipe ni reina: cenicienta,
si acaso, un año más, y sin zapato.
El próximo, te acuestas más temprano.


















182.     PRUEBAS DE AUTOR / TOMAS FALSAS / FONDOS DEL PC       


Control+B o Control+F: Ni una vez ‑si la buscan‑ aparece la palabra de moda: funcionario.


A la manera de la tercera parte de El Conde Lucanor: Lo peor del hambre es que se pasa. Lo mejor del hambre es que se pasa.


A la manera de Proverbios y cantares: ¡Que me traigan al imbécil!, no. Un espejo. El imbécil guardateló.


A la manera de Eusebio Valladares: la economía es economía, econotuya y, las más de las veces, econosuya.


Más: estúpido y esmípido son a tupido y me pido lo que inhóspito es a nos.


Contra el pesimismo: Pruebe a freír espárragos o a hacer puñetas. Si no hay mejoría, averigüe por dónde se va y váyase al carajo.


Entre artistas: Para tu do re mi, mi fa sol la si do.


Sobre el mal hablar: Si hasta el coño y hasta las pelotas es estar hasta lo mismo, un poco más arriba están las cejas y aún más la coronilla, también llamada moño. Para volver a empezar.


Sobre el sionismo: Entre las definiciones del sionismo, aquella que se explica ‑frío y calor‑ por su contrario: hablemos del antisemitismo.


Sobre la OJD: Estaba tirada.


Sobre la Iglesia y Provida: A quienes trajo el amor hasta esta orilla, aquí quienes amamos sin amor o sin familia numerosa.


Sobre las mayúsculas en Gobierno, Iglesia o Constitución: las carga el corrector ortográfico.


Sobre la utopía: Si te alejas mucho, la parte pía ya no se ve.


Sobre libre comercio y consumo: Ya te diré cuando me compre el yate.


Epitafios pensando en las visitas: Lo que hay que hacer a) para salir de casa. b) para echarse una cerveza.


Entre proverbio y Machado, entre Ciorán, Gloria Fuertes y Catulo, cómo no, hizo un libro ingeniosiyo con la y griega de ingenios y yo.


© Daniel Lebrato, Sevilla-Sanlúcar, doce de octubre de 2011.                                                                                          

183.

No he sido un año bueno.

Aún huelo a chapapote
y a un muro en Palestina.
He sido año de guerras
malas, todas lo son.
Fui el año del desprecio
de oriente y de occidente.
En mis meses ganaron
los de costumbre. He visto
vivir en una cárcel,
morir en el Estrecho.
He soportado reyes
y he soportado ricos
que no han sabido ser,
estúpidos, felices
y aún juegan con la crisis.
Os dejo un año más
las uvas y una boca 
con más o menos dientes. 
Contadlos. Suficientes.
Y adiós.


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario